default logo

Virginia Guerrero

KAIXO NESKA POLITA!  21 de Marzo de 2.016

Ainho, no te lo vas a creer, pero me he enterado hoy de que te fuiste. Y hace cuatro años, CUATRO!!! No daba crédito, no entendía, quería saber por qué aparecías en Wikipedia con fecha de caducidad. Si me he hartado a ver mensajes de tu prima mandándote besos y compartiendo canciones. O eso pensaba yo, porque como todo lo que leía estaba en euskera no entendía nada. Más allá de las palabras que tú me enseñaste aquella tarde en el hall de la residencia de San Pedro de Alcántara mi euskera desaparece.

No sabes qué raro ha sido, una mezcla de incredulidad, -al principio pensé que se trataba de una broma pesada y ni puta gracia me ha hecho, la verdad-, sorpresa -evidentemente, no me lo esperaba- culpabilidad -no puede ser que no lo haya sabido hasta ahora…
Y van 4 años!!!- y curiosidad -necesitaba saber por qué te fuiste y he repasado las publicaciones en tu muro buscando respuestas.
Al final la tristeza se ha apoderado de mí cuando he visto en Google una noticia de Legazpia en la que contaba que el cáncer había decidido fichar a una crack para su equipo del más allá. Lagrimones en aquel momento y lagrimones ahora mientras te lo cuento.

El tiempo es tan relativo… Este verano se cumplirán veinte años de aquellas vacaciones que nos unieron. Qué fuerte, tía, veinte años. El tiempo corre que se las pela. Tanto como para sumar 1460 días – día arriba, día abajo-, sin tu presencia física. Te juro que no me explico cómo no me he dado cuenta antes, pero yo leía movidas en euskera y daba por sentado que estabas bien. Error. En la vida nunca hay que dar nada por sentado.

Hace poquito, en casa de mis padres en Madrid (ahora vivo en Trinidad y Tobago previo paso por México y Dios sabe cuál será el siguiente destino. Me largaron de Telemadrid hace tres años con un ERE y desde entonces la Madrileña por el mundo he sido yo) encontré el papel con la letra de la canción Ironic de Alanis Morisette que tú me escribiste. Sonreí y dije para mí qué buenos momentos. También pensé, por dónde andará Ainhoa que como ahora no estoy en Madrid ya no me puede avisar para vernos cuando viene a sus cosas de investigación. Y no, no era porque yo no estuviera allí, es porque tú ya no estás aquí. Ironic. Very much.

Sé que no es casual que justo me haya enterado hoy, cuando se cumplen años de tu partida. Te juro que te he sentido conmigo esta mañana al despertar y enterarme. Y ojalá sea así para que puedas estar disfrutando de lo bonito y surrealista de este país caribeño. Sería genial poder darte un abrazo. Así que si andas por aquí, achúchame fuerte tú, que yo no sé cómo hacerlo.

Sólo se me ha ocurrido escribirte esto y mandártelo por Facebook. Ese sitio traicionero que me hizo creer que todo estaba bien, aunque en euskera.
A tu madre o quien quiera que sea que se encarga de mantener tu espíritu vivo, mi enhorabuena y cariño más profundo. Lo has conseguido, sí tú que estás leyendo esto ahora.
A ti Ainho, que te quiero, que me encantó conocerte y que espero que este toque de atención que me has dado hoy para recordarme lo afortunada que soy porque los marcadores salieran bajos en los análisis que me hicieron el mes pasado en Madrid cuando descubrieron un nuevo alien en mi cuerpo me llene de ilusión y ganas para salir adelante. Ahora solo me siento triste por saber que hace cuatro años (es que te juro que no puede ser, cuatro años!! Cómo? cuándo?) que andas investigando por otros mundos.

Enorme muxu bat eta betira arte lagun, ez adiorik!